Musulmanes

miércoles, 14 de mayo de 2008

Resumen de los aspectos más importantes del Rezo

Por: Salim Delgado

El rezo en el Islam tiene un estatus muy alto; el Islam se levanta sobre él, por lo tanto debemos conocerlo y practicarlo de la mejor manera que podamos.
El rezo es un conjunto de palabras y acciones especiales que comienza con el takbír (decir: -Alaju-akbar-) y concluye con el taslím (decir: -Assalamu-‘aleycom wa-rajma-tuláh- a la derecha y luego a la izquierda).



Precondiciones para la validez del rezo (Shurút-Al-saláh)



1. Ser musulmán.
2. Estar cuerdo.
3. Ser mayor de edad (pasada la pubertad).
4. Estar en purificación mayor y menor [libre de la impureza mayor que requiere del baño (gusl), y de la impureza menor que requiere de la ablución (wudú)].
5. Tener pureza (tajara) corporal, de la ropa y del lugar donde se dispone a rezar.
6. Cubrir el ‘aurah (hombre: desde el ombligo hasta la rodilla; mujer: todo el cuerpo, con ropa holgada no transparente a excepción de su cara y manos).
7. Que sea el tiempo del rezo preescrito.
8. Orientarse a la Sagrada Ka’bah (al-qiblah).
9. Tener la intención de realizar el rezo.



La omisión de cualquiera de las precondiciones, aún por olvido, antes o durante el rezo lo invalida al mismo, es decir que no es aceptado. La orientación a la Sagrada Ka’bah se excusa a quién no sepa cómo es y no disponga de medios para encontrarla.




Pilares del Rezo (Arkán-Al-Saláh)




1. Realizarlo de pie (si se tiene la capacidad o posibilidad).

2. Pronunciar el takbír al iniciar el rezo (takbíratul-ijrám).
3. Recitar el primer capítulo del Corán (al-Fátija) en cada genuflexión (rek’ah¹).
4. Inclinarse (rukú’) una vez por genuflexión.
5. Regresar de la inclinación y permanecer parado un corto tiempo.
6. Postrarse (suyúd) dos veces por genuflexión.
7. Levantarse de la postración y permanecer sentado un corto tiempo antes de postrarse por segunda vez.
8. Tener tranquilidad y calma en los movimientos (al-Tuma´ninah).
9. Sentarse antes de realizar el taslím (la sentada final).
10. Decir la testificación de fe (al-Tashájud) en la sentada final. Su trascripción es: (at-tajiyátu liláh, wassalawátu, wat-tayibátu, assalámu ´aleyka ayujan-nabiyu, wa rajmatuláji, wa barakátuh. Assalamu ´aleyná wa ‘alá ‘ibádi-laji assálijín. Ash-jadu anna lá ilája ila Aláh, wa ash-jadu anna Mujamad rasúlul-láh).
11. Realizar el taslím.
12. Realizar los pasos del rezo en el orden preescrito.


La omisión de alguno de los doce pilares del rezo intencionalmente o por olvido invalida el rezo. El aumento intencional y consciente de uno o más movimientos de los pilares del rezo lo invalida también, mientras que el aumento por olvido requiere que el orante haga dos postraciones de olvido (suyúd as-saju) después de haber concluido su rezo con el taslím, y luego hará otro taslím. En cuanto al pilar duodécimo (seguir el orden preescrito), si adelanta por equivocación un movimiento al que seguía y se da cuenta, debe regresar al anterior y seguir el orden, ya que de manera contraria se invalida el rezo. Después de enmendar el error debe postrarse dos veces (suyúd as-saju) después del taslím y realizar otro taslím.




¹ La rek’ah o genuflexión es la unidad del rezo, empieza cuando el orante está de pié y recita el capitulo primero del Corán (Al-Fátija) y concluye después de la segunda postración.




Actos obligatorios del rezo (Wayibát-Al-saláh)




1. A excepción del takbíratul-ijrám (decir: -Alahu-akbar- al comenzar el rezo), que es un pilar, la pronunciación de todos los takbír restantes en cada movimiento (menos cuando se levanta de la inclinación).

2. Decir: -sami’a-laju-liman-jamidah- al levantarse de la inclinación.
3. Decir: -rab-baná wa lakal-jamd- después de levantarse de la inclinación.
4. Decir: -sub-jána-rab-bil-‘adhím- al menos una vez durante la inclinación.
5. Decir: -sub-jána-rab-bil-‘ala- al menos una vez durante la postración.
6. Decir: -rab-bigfirlí- entre las dos postraciones, estando sentado.
7. Permanecer sentado después de la segunda genuflexión en un rezo de tres o cuatro genuflexiones (la primera sentada).
8. Pronunciar la testificación de fe (al-Tashájud) en la primera sentada (texto descrito anteriormente).
9. Pronunciar la salutación al Profeta (Salátu-‘alan-nabiy) en la sentada final; (se la dice después de la testificación de fe). Su trascripción es: (Alajuma sal-li ‘alá Mujamad wa ‘alá áli Mujamad, kamá salaita ‘alá áli Ibrajim. Wa bárik ‘alá Mujamad wa ‘alá áli Mujamad kamá barakta ‘alá áli Ibrajim. Fil ‘alamín innaka jamídum-mayíd).



La omisión de alguno de estos nueve actos obligatorios intencionalmente y a conciencia invalida el rezo. Si el orante olvida de realizar alguno de estos actos durante el rezo y se da cuenta de su olvido, compensa con dos postraciones de olvido (suyúd as-saju) antes del taslím y su rezo es válido; no necesita recuperar el acto. Si olvida de las dos postraciones de olvido antes del taslím las hace después de éste aún después de un tiempo corto. Si las olvida por completo repite el rezo.




Traducción
aproximada de las frases mencionadas durante el rezo descritas anteriormente:




Alaju-akbar
: Aláh (El Dios Unico, Absoluto, Perfecto cuya Esencia es indescifrable por el ser humano en su totalidad aunque referida en Sus Bellos Atributos) es el Más Grande. Esta frase exalta la supremacía de Aláh Todopoderoso por sobre todo lo comprensible o incomprensible por el hombre, pues nada en la creación es como el Creador.

Assalamu-‘aleycom wa-rajma-tuláh: Que la Paz y Misericordia de Aláh sea con vosotros.
Sami’a-laju-liman-jamidah: Aláh escucha a quién Le alaba/ enaltece/ agradece.
Rab-baná wa lakal-jamd: Señor nuestro, para Ti son las alabanzas/ loazas/ gracias.
Sub-jána-rab-bil-‘adhím: Gloria (de perfección total) a mi Señor el Inmenso
Sub-jána-rab-bil-‘ala: Gloria (de perfección total) a mi Señor el Altísimo
Rab-bigfirlí: ¡Perdóname mi Señor!
La testificación de fe: - Las salutaciones son para Aláh, las oraciones y lo bueno. Que la Paz sea con tigo ¡oh Profeta! así como la Misericordia de Aláh y Sus bendiciones. Que la Paz sea con nosotros y con los siervos devotos/ sinceros/ correctos de Aláh. Testifico que no hay dios aparte de Aláh y testifico que Mujamad es Su mensajero.
La salutación al Profeta: ¡Oh Aláh! agracia/ perdona/ honra a Mujamad y a la familia de Mujamad así como agraciaste/ perdonaste/ honraste a la familia de Ibrajim; y bendice a Mujamad y a la familia de Mujamad así como bendeciste a la familia de Ibrajim. Por sobre los Mundos, Ciertamente eres Loable, Glorioso/ Majestuoso.

Haz click abajo para descargar un archivo de la explicación de la oración con fotos:
Descripción de la oración.

1 comentario:

Jamilanoor dijo...

A ssalamu aleykum hermano. Es muy importante este tema, nosotros en Honduras hemos tenido muchas dificultades con el salat porque es difícil encontrar quien lo enseñe bien. Hace pocos días descubrimos que el salat mal realizado es inválido, buscamos por internet como hacerlo bien, pero Usted sabe que no se puede confiar totalmente en esas páginas. Ahora que Usted escribe sobre esto ya tenemos clara la situación.ALLAH le recompense esta labor que hace para todos los latinos musulmanes, necesitamos un blog así. ALLAH le bendiga hermano