Musulmanes

sábado, 2 de agosto de 2008

Fuentes para la interpretación del Corán

De Shaij Al Uzaimin

Principios de la exégesis del Corán

Tafsir al Quran Al Karim Tomo 1.

Para poder entender el significado de los versículos del Corán, las fuentes a las que tenemos que regresar son las siguientes:

1.- La palabra de Alá, porque el Corán se explica con el Corán, ya que Alá el Altísimo es quien Lo descendió, y Él es el más sabio sobre lo que quiere en Su Libro.

Ejemplos:

a) La palabra del Altísimo:

Por cierto que los amigos de Alá no temerán ni se entristecerán [el Día del juicio].[1]

Después, en el siguiente versículo explica que “Los amigos de Alá” son:

Ésos que creyeron y fueron piadosos.[2]

b) La palabra del Altísimo:

¿Y cómo hacerte saber qué es el que viene de noche?.[3]

Después, en el siguiente versículo explica que es:

Es el astro fulgurante.[4]

c) La palabra del Altísimo:

Luego extendió la Tierra.[5]

Posteriormente explica que la extendió de la siguiente manera:

Hizo surgir de ella el agua y los pastos, y fijó las montañas.[6]

2.- La palabra del Mensajero de Alá –que la paz y la misericordia de Alá sean con él-, dado que se explica el Corán con la Sunnah, esto, debido a que el Profeta –que la paz y la misericordia de Alá sean con él- era el transmisor de Alá el Altísimo, por lo tanto, era el hombre más sabio acerca de lo que quiere Alá el Altísimo en Su Libro.

Ejemplos:

a) La palabra del Altísimo:

Quienes obren el bien obtendrán la mejor recompensa y una gracia aún mayor.[7]

El Profeta –que la paz y la misericordia de Alá sean con él- explicó (y una gracia aún mayor) como (contemplar la faz de Alá el Altísimo), en un hadiz compilado por Ibn Yarîr, e Ibn Abi Hatim, un hadiz claro de Abu Musâ, [8]de Abu bin K’ab [9] y compilado por Ibn Yarîr, un hadiz de K’ab bin ‘Ysah.[10]

Y en Sahîh Muslim[11] de Suhâib bin Sinan que el Profeta –que la paz y la misericordia de Alá sean con él- dijo:

«Entonces. Él [Alá] levantará el velo y no se les habrá dado ninguna cosa más amada para ellos que la visión del rostro de su Señor, Poderoso y Majestuoso».

Luego, recitó este versículo:

Quienes obren el bien obtendrán la mejor recompensa y una gracia aún mayor.[12]

b) La palabra del Altísimo:

Y preparad contra los incrédulos cuanto podáis de fuerzas.[13]

El Profeta -–que la paz y la misericordia de Alá sean con él- explicó que es se refería a las fuerzas de combate, narrado por Muslim y otros, de un hadiz de ‘Uqbah bin ‘Âmr –que Alá esté complacido de Él-.

3.- Los dichos de los Sahâbah –que Alá esté complacido de ellos- y con más razón de aquellos que tenían conocimiento y se empeñaban en la exégesis, porque el Corán descendió en su tiempo e idioma, además, ellos son los hombres más veraces después de los Profetas en buscar la verdad, los más libres del seguimiento de los deseos, y los más puros de la diferencia que existe entre un hombre y la concordancia con la verdad.

Ejemplo:

a) La palabra del Altísimo:

Pero si os encontráis enfermos o de viaje, o si viene uno de vosotros de hacer sus necesidades, [o habéis tocado a las mujeres – esta sería la traducción literal- pero de acuerdo al significado es] o habéis tenido relación con las mujeres.[14]

Hay un relato auténtico donde Ibn ‘Abâs –que Alá esté complacido de él- explica que “tocar” se refiere a las relaciones.[15]

4.- Las palabras de los Taba’in que se empeñaron en aprender la exégesis de los Sahâbas –que Alá esté complacido de ellos-, porque ellos eran los mejores hombres después de los Sahâbas, y los que se encontraban más a salvo del seguimiento de los deseos que quienes los siguieron.

Dijo Shaij Al-Islam Ibn Taimiah:[16] «Si es que concordaron –los taba’in- sobre algo, no hay duda en que su palabra es una prueba, si es que diferenciaban; entonces la palabra de uno sobre otro,no es tomada como prueba, y se regresa a la lengua del Corán, o la Sunnah, o a lo general de la lengua árabe, o algún dicho de los Shabâs sobre ello».

También dijo: «Quien se desvía de la escuela de los Sahâbas o de los Taba’in y su exagésis, llendo hacia algo que los contradiga; ha cometido un error por ello, es más, ha innovado, en dado caso que sea un erudito que se ha esforzado, entonces, su error se le perdona..» después dice: «Quien diferencia sus palabras y explica el Corán diferenciando la explicación de ellos; en verdad ha errado en la prueba que presenta y en lo que se basó conjuntamente».

5.- Lo que comprende las palabras en el sentido de la Ley y del idioma conforme su contexto, por la palabra del Altísimo:

Por cierto que te hemos revelado el Libro con la verdad para que juzgues entre los hombres con lo que Alá te inspira.[17]

Y Su palabra:

Ciertamente hemos revelado al Corán en idioma árabe; para que reflexionéis [y comprendáis su significado].[18]

Y Su palabra:

Todos los Mensajeros que enviamos hablaban el idioma de su pueblo para transmitirles claramente el Mensaje.[19]

Si hay diferencia entre el significado de la Legislación y el lingüístico, se toma aquel que comprende la Ley, porque el Corán descendió para explicar la Ley, no para clarificar el idioma, a menos que haya una prueba en la que prevalece el significado lingüístico, entonces se toma.

Ejemplo donde hay diferencia entre los dos sentidos anteriores y se adelanta el de la Ley:

La palabra del Altísimo sobre los hipócritas:

No ores [¡Oh, Muhammad!] por ninguno de ellos que muriere. [20]

[Aquí la palabra que se presenta es “Orar” que es la traducción de Salah] El Salah en la lengua árabe significa “la súplica o pedir”, pero en la Ley en este caso significa: pararse frente al muerto para pedir por él de una manera específica. Entonces, se adelanta el significado de la Ley, porque es el propósito del discurso, en cuanto al impedimiento de pedir por ellos de una manera general, se toma de otra evidencia.

Ejemplo donde hay diferencia entre los dos sentidos anteriores y se adelanta el lingüístico con una prueba:

Su palabra:

Toma [¡Oh, Muhammad!] una parte de sus bienes [como Zakâh] para expurgarles [con ello sus pecados] y purificarles [de la avaricia], y ruega (Sali) por ellos

Aquí, lo que quiere decir Salâh, es la “súplica o rogar”, por la prueba lo relatado en Muslim [21], de Abdulah bin Abi Aufah, dijo: El Profeta –que la paz y la misericordia de Alá sean con él- : «Si es que se viene con los bienes de la gente, rueguen por ellos (sali alaihim), y vino Abi con su donación, y dijo: “Oh Alá ten misericordia de la familia de Abi Aufah”».

Ejemplos en los que la Ley y el idioma concuerdan son bastantes, como el Cielo, la Tierra, la verdad, mentira, la piedra y el hombre.



[1] Corán 10:62.

[2] Corán 10:63.

[3] Corán 86:2.

[4] Corán 86:3.

[5] Corán 79:30.

[6] Corán 79:31,32.

[7] Corán 10:26.

[8] Compilado por Abi Hatim en su Tafsîr 1/1945, hadiz # 10341, también compilado por Al-Lakai en Sharh Usul Al-‘Itiqad en el tomo II 3/458-459, hadiz #785.

[9] Compilado por At-Tabari en su Tafsîr 15/69, hadiz # 17633; y Al-Lakai en Sharh Usul Al-‘Itiqad en el tomo II 3/456.

[10] Compilado por At-Tabari en su Tafsîr 15/68, hadiz # 17631; y Al-Lakai en Sharh Usul Al-‘Itiqad en el tomo II 3/456-457.

[11] Muslim pág 709, Kitab Al-Imân, bâb 80, “Confirmación de que los creyentes verán a su Señor, Glorificado y Exaltado sea, en el Día del Juicio # 449 [297] 181, 450 [298] 181.

[12] Corán 10:26.

[13] Corán 8:60.

[14] Corán 4:43.

[15] Compilado por Abdu Razak en Musnaf 1/134 e Ibn Abi Shaibah en el Musnaf 1/192.

[16] Maymu’ Al –Fataua.

[17] Corán 4:105.

[18] Corán 43:3.

[19] Corán 14:4.

[20] Corán 9:84.

[21] Compilado por Bujâri 4166 y Muslim 2492.