Musulmanes

lunes, 29 de junio de 2009

Verdadero amor al Profeta

Dijo al-Qaadi 'Iaad –que Allah tenga misericordia de él- : en el capítulo "Signos del amor hacia el Profeta (que la paz y la misericordia de Allah sean con él)":



Has de saber que si alguien ama algo: es afectado por ello, e influye en lo que concuerda, si no fuera de tal manera, entonces no sería sincero en su amor, entonces, el veraz en el amor al Profeta (que la paz y la misericordia de Allah sean con él) es quien muestra los signos de ello en su persona, y el primero es: guiarse por él, actuar conforme a su Sunnah, seguir sus dichos, sus hechos, realizar sus órdenes, alejarse de sus prohibiciones, comportarse con sus modales, en la dificultad, en la facilidad, en sus actividades, en sus desgracias, y la prueba de esto es: la palabra del Altísimo:


(Di: Si verdaderamente amáis a Allah ¡Seguidme! Y Allah os amará)
[Al Imraan 3:31].


Así como preferir lo que legisló, incitar a ello aún por encima de las pasiones, y que los deseos sean concordes a ello, dice Allah el Altísimo:


(Quienes estaban establecidos en Medina y aceptaron la fe antes de su llegada, aman a los que emigraron a ellos, no sienten envidia alguna en sus corazones por lo que se les ha dado [del botín] y les prefieren a sí mismos aunque estén en extrema necesidad.)
[al-Hashr 59:9]


De la misma manera adelanta la complacencia de Allah el Altísimo frente a cualquier enojo de la creación…



Quien se caracteriza de esta manera: su amor por Allah y Su Profeta será completo, y quien lo difiera en algunos asuntos, su amor no será completo, pero tampoco se dirá que no ama nada.



"As-Shafaa bit'ariif al-Mustafa." (2:24,25).

Fatwas en América Latina no es lo mismo que en Saudita

Bajar: Las Fatwas y los tiempos.pdf 265 kb

Reunión de estudiantes latinoamericanos de la Universidad de Medina con el Dr. S'ad al-Utaibi.

Maestro de posgrado en el Instituto de Superior de Administración de Justicia.
Universidad Imam Malik Saud, Riad

Alumno de Shaij bin Bazz –rahimahulah- y alumno privado del Mufti Abdul Aziz Ali Shaij –hafidahulah-.

"¿Cuándo tengo un pregunta a quién me dirijo? ¿Acaso me dirijo cualquiera para tener paz en mi interior?

¿Cuándo tengo una pregunta sobre medicina? ¿Acaso voy a cualquier centro médico y clínica? ¿O voy con el mejor especialista para que me responda esta pregunta?

Lo lógico es que vaya con alguien que sepa que me va a responder con sinceridad y tenga un buen conocimiento de la medicina.

De la misma manera son los asuntos islámicos, si la persona no sabe algo tiene que preguntarle a la Gente de Conocimiento:

(Preguntad a la Gente de Conocimiento si es que no sabéis)

El problema que tenemos hoy en día es que le preguntamos a la Gente de conocimiento y a la Gente que no son de Conocimiento. Antes encontrábamos a un sabio con varias especialidades, a un sabio completo, como Ibn Taimiah, o el Imam Ahmed antes de él, o el Imam Malik o Shafi, ellos eran sabios que se les podía preguntar lo que fuera, del Usul, del Fiqh, del hadiz, no había ningún inconveniente. Porque era cada uno de ellos como una enciclopedia, también eran conocido por su piedad, su religiosidad, su temor. Esto es algo claro.

Pero en los tiempos contemporáneos, los conocimientos tienen especialistas, el especialista del fiqh, el especialista del usul, el especialista de hadiz, esto aunque al final llegue a la legislación provoca que haya un poco de separación.

Si encontramos alguien que sepa de todo y sea religioso, es algo bueno, y tenemos que quedarnos con él. Pero si no lo encontramos, le preguntamos al especialista sobre lo que queremos preguntar.

Por ejemplo encontramos a un Faquí y el nos dice esto es permitido o no, y sabemos que él es débil en el hadiz, y nos da una prueba. Entonces tenemos que preguntarle al especialista del hadiz sobre el juicio sobre ese hadiz. Entonces si nos dice que es correcto, la repuesta del Faquí será correcta. ¿Y si fuera lo contrario? Entonces no sería la repuesta correcta.

Puede ser que le preguntemos a alguien que tenga conocimiento, pero que no sea religioso, y no tiene temor de lo que dice, por ejemplo hay personas que aprenden del fiqh pero lo aprenden como un estudiante de derecho estudia su canon. Entonces no se le pregunta a él porque tiene que ser religioso para que se acepte lo que diga.

"La Gente de conocimiento son los que aprenden y obran." Por eso en los libros de conocimiento encontramos que dice: "Se le pregunta al más sabio que sea más religioso." Y así no necesitamos de más. Lo malo es que tomamos de cualquiera que tenga un libro y lo tomamos como si este fuera un sabio mientras que esto no es cierto. Dicen: ¿Quién es el sabio? ¿Es aquella persona que tiene títulos? Los ulema del pasado nos lo definieron y dijeron:

"Aquella persona que sea señalada por los eruditos como un sabio; es un sabio."

Aún así tenga títulos o no. Si los especialistas y los ulema dicen que es un sabio entonces este será un sabio.

Puede ser que alguien tenga un doctorado pero no le d importancia a su conocimiento…

Esto pasa mucho, en nuestro instituto de pos-grado cuando le enseñamos a los alumnos de maestría de Jurisprudencia, le decimos a los estudiantes que aprendan con sinceridad buscando la faz de Allah. Primero para alcanzar la faz de Allah y porque aquella persona que busca el conocimiento, se le facilitará el camino al Paraíso, y así sabremos si estaremos sobre el bien o no, antes de cualquier titulo sabremos nuestra situación, si sólo se busca el conocimiento por un titulo sus obras no le valdrán de nada frente a Allah el Altísimo. ..

No es una pena decir no sé.

Alhamdulilah estudiamos con el Shaij Bin Baaz y encontrábamos que varias ocasiones decía, tengo que analizar este caso, siendo el el gran sabio conocido, decía "necesito analizar" porque el resultado de lo que digamos será una recompensa o castigo. Es por eso que tenemos que preguntarle a la gente que sabe y no tenemos que responder sobre lo que no sabemos.

En la ley se busca la justicia dice Allah en el Corán:

¡Oh, creyentes! Sed firmes con [los preceptos de] Allah, dad testimonio con equidad y que el rencor no os conduzca a obrar injustamente. Sed justos, porque de esta forma estaréis más cerca de ser piadosos. Y temed a Allah; Allah está bien informado de lo que hacéis. (5:8)

Hay veces que hay diferencias en las fatwas porque le preguntamos a una persona que no es especialista, o puede ser que sea especialista pero la manera en que se le formuló la pregunta no fue correcta.

Les daré un ejemplo.

Estuve en Francia después de los acontecimientos de Gaza y como han de saber hay Fatwas del honorable Mufti y del Shaij Luhaydan de que no se permiten las manifestaciones, entonces la gente me preguntaba ¿Por qué en Arabia Saudita no se permiten las manifestaciones?

Entonces tenemos que ver este asunto desde su naturaleza.

Antes que nada el talibu 'ilm (estudiante de conocimiento) tiene que realizar lo que se le llama "el mapa jurisprudencial."

Lo que dicen es que en Arabia Saudita se prohíben las manifestaciones.

El Sistema en Arabia Saudita es cierto que prohíbe las manifestaciones.

Primeramente, en Arabia Saudita somos de la 'Aquida Ahlu Sunnah wal Yama'h, alhamdulilah la 'aquida de la mayoría de los musulmanes, y tenemos grupos que no son de la 'aquida Ahlu Sunnah wal Yama'h , como los Chiítas Ismaelitas, y ellos como desearían que se les permitiera las manifestaciones, aumentando a esto que debemos tomar en cuenta que en este país contamos con la Peregrinación mayor, y en el Hayy viene gente que no son de Ahlu Sunnah como los iraníes, o los chiítas de Irak, entonces ellos si vinieran y se les permitiera las manifestaciones, en lugar del Hayy eso se convertiría en manifestaciones políticas, y ¿Acaso esto es el propósito del Hayy o no? Entonces para evitar que haya un perjuicio y por bien público se prohíben las manifestaciones, ni para Ahlu Sunnah, ni para los Chiítas.

Esta es la razón de la prohibición, y esto no significa que las manifestaciones sean prohibidas en otros países.

Podría ser hasta el contrario, si ustedes en Francia son invitados a una manifestación por la directiva islámica de Francia, vayan. Tomando en cuenta siempre y cuando sea a través de las restricciones islámicas. Nadie dice que esto es muharram (haram). Lo sería si salieran con mujeres no vestidas islámicamente por ejemplo. Para esto debe de ser realizado con ciertas condiciones.

El asunto es que las manifestaciones no son prohibidas, sino que el asunto es que Arabia Saudita tiene razones específicas para prohibirlas. Y tienen que tomarse en cuenta.

Les pondré otro ejemplo, hay gente que nos dice ¿Porqué en Arabia Saudita la mujer no puede conducir en automóvil?

¿Saben lo que dicen los eruditos aquí al respecto? Les permiten o no conducir.
En realidad es que no es una prohibición general, lo que no permiten es que la mujer conduzca en las ciudades, pero lo permiten en los pueblos, es por eso que tenemos pueblos donde aquí las mujeres conducen, y es por eso que los eruditos nunca dicen que es haram que una mujer conduzca un automóvil, ¡jamás!.

La prohibición, no es porque el conducir un carro sea haram, no es haram que una mujer se siente y conduzca un automóvil, ninguna de los Ulema dice esto, nunca. Sino lo que no es permitido es las cosas que traen como consecuencia entre nosotros, hay muchas razones que son específicas de la sociedad saudita. Que es obligatorio tomarlas en cuenta.

Pero lo que no es permitido es pasar esta Fatwa de un lugar a otro, les daré un ejemplo de lo que les digo.

Uno de los estudiantes de conocimiento estaba en uno de los canales de televisión, y una hermana de Estados Unidos le llamó y le dijo: "Yo he escuchado que no es permitido para una mujer que conduzca un automóvil" ¿Escucharon de dónde? De Estados Unidos, y el respondió: "Si, eso es lo que dicen nuestros Ulema." Siendo que esto no es correcto, debido que nuestros Ulema no dicen que es prohibido para una mujer en América que conduzca un automóvil, no dicen esto.

Esto es ver las cosas desde un punto de perspectiva erróneo, debido a que no hacen el "mapa jurisprudencial."

Hay fatwas que se relacionan a razones específicas.

Esto no es algo nuevo, habla de ello el Imam Shatibi en "Al-Muafaqat" dice:

"Es obligatorio que se considere, el ver solamente hacia las pruebas y ver el momento, lo que este necesita, para poder dar un veredicto."

Daré otro ejemplo, ¿Cuál es el juicio del matrimonio? ¿Es permitido o no?

Los ulema dicen:

El matrimonio tiene los cinco juicios:

Para una persona puede ser permitido, para otra puede ser recomendable, para otra puede ser obligatorio, como aquel que comete actos prohibidos por no estar casado, es obligatorio para él que se case. ¿Ven cómo es que los juicios cambian? Y así es como el matrimonio puede ser en algunos casos permitido y en otros prohibido. Pero cuando se ve las circunstancias de la gente, el veredicto cambia.

Puede ser que una persona diga, yo no quiero casarme, quiero dedicarme a buscar el conocimiento, y no encuentro en mi ser ningún deseo por casarme en este momento, le decimos: "No hay inconveniente, no hay ningún problema porque no te cases, no te es obligatorio." Ibn Taimiah no se casó, de la misma manera el Imam an-Nawawi, se ocuparon en el conocimiento y se apartaron de estas cosas. Pero esto no significa que esto no es permitido. Entonces tenemos que ver que el juicio del matrimonio es permitido, pero cuando se considera a las personas; este juicio cambia.

Entonces una cosa es el juicio de un asunto en específico, y el juicio de un asunto que va relacionado a ciertas excusas.

Por ejemplo algunas personas preguntan ¿Cuál es el juicio de emigrar de los países Kufares?

Esa pregunta la escuchan mucho, esta fue otra de las preguntas que me hicieron en Francia.

Dije: Quien haga esta pregunta por favor que levante la mano.

Entonces alguien levanto la mano, le pregunte: ¿Tú eres residente? ¿Tienes nacionalidad francesa? Dijo: Si. Le dije: ¿Cumples con invitar a la gente hacia al islam? Dijo: "Si." Y le dije: ¿Por qué es obligatorio para ti emigrar? Si se te han abierto las puertas de la dawa, en cambio una persona que todavía no tiene la nacionalidad, y no tiene ningún problema de su país donde proviene, a esta persona le digo: "No tomes la nacionalidad, y quédate en tu país, no es para ti que hagas eso." Dijo una muchacha: "A mi me dijeron que es obligatorio.
Le dije, quien te lo dijo es alguien que abrió un libro, e hizo que el veredicto que había ahí fuera par todo el mundo. Esto no es correcto.

ES POR ESO QUE DE LOS LIBROS NO SE TOMAN LAS FATWAS.

De los libros antiguos no se toman las fatwas para pasarlas de un lado a otro. Si ahora en estos tiempos Arabia Saudita es diferente a otras sociedades, ¿Qué decir de los tiempos pasados con los presentes? Hay diferencia entro los textos (Corámn y Sunnah) y lo que es el Fiqh.

El Fiqh se ve que va de acuerdo al tiempo presente, mientras que los textos son para todo momento. Es por eso que los faquíes cada vez van interpretando los textos de acuerdo a la situación que viven. Es por eso que hay veces que hablan de un ejemplo, que nosotros hoy en día se nos hacen extraños, o que nos pudiéramos reír, cuando en realidad no tendríamos que hacer eso, porque hablan de cosas que ellos vivían en su tiempo. Ahora nosotros no las necesitamos, pero si podemos sacar de ellas analogías, algunos juicios, y este es otro tema.

El Imam Ibn Qaraa'i dijo: "Puede ser que se prohibido para una persona dar un veredicto, si es que ella no sabe las costumbres del país de la persona que pregunta, o no sabe de donde proviene."

Es por eso que ven en las Fatwas de algunos de los Shaijs, como en el programa "Nur 'ala Darb." (programa de Fatwas en Saudita) que preguntan ¿De dónde eres? Y hay veces que les preguntan a quien pide la fatwa cuestiones relacionadas a lo que pide el veredicto. Entonces así puede responder de una manera correcta.

Pero si uno solamente escucha la pregunta, y uno no sabe el asunto...
Es por eso que no hay necesidad de pasar algunos casos que hay en los libros para la gente de América latina.

Es por eso se tiene que regresar a la Gente de Conocimiento y no encontramos a un gran sabio que responda contradictoriamente, o respecto al país de donde son ustedes. Y si pasa esto, es porque se le formuló la pregunta incorrectamente.

Porque el conocimiento es uno solo.

Porque el conocimiento de la Legislación Islámica no cambia, hay algunas diferencias en algunos asuntos, pero los asuntos que son claros no cambian, cuando el sabio conoce los asuntos relacionados a la pregunta no hay contradicción, y si la hay, es porque el sabio no se ha actualizado o porque quien pregunta lo ha hecho de una manera incorrecta.

Esto es algo muy importante.

Les daré otro ejemplo: A uno de los Shaijs le preguntaron sobre un "aniversario de oro." Pero el Shaij no entendió que era lo que le preguntaban y dijo: "Si es para las mujeres es permitido, no para los hombres." Pensando que se refería a la vestimenta.

Lo mejor para ustedes en América Latina es que no tomen de las fatwas que ya están escritas, sino pregunten directamente, ¿Por qué tomamos de las Fatwas que ya están listas? Esto es un asunto peligroso, porque el problema es que tomamos una fatw lista y la pasamos a un lugar que es diferente a donde se emitió, es una cuestión demasiado peligrosa.

Lo mejor es que se pregunte y se diga, esto es lo que se le respondió a una persona de Brasil, por ejemplo. Y así terminamos con el problema, lo que se puede hacer es que por ejemplo se reúnan las fatwas para la gente de Brasil, o las fatwas específicas para la gente de México, y así consecutivamente.

Esto es lo que estudia un estudiante de Sharia, los principios del Fiqh, y los propósitos de la Sharia, es algo muy importante que se debe saber.

Así como el conocimiento de la política en la legislación. Es un conocimiento que permanece hoy en día y está presente en los Ulema.

Entonces las Fatawas que ya están listas no es muy recomendable que se pasen a otros lugares donde la gente vive en una situación diferente.

Por ejemplo el hiyab, mucha gente dice que el hiyab debe de ser como se utiliza aqupi en saudita, de color negro y con la abaya negra, mientras que en otros lados esto puede ser que no sea apropiado, ¿Acaso no es cierto? Y también no hay un texto en la Ley que obligue a que sea negro. El caso es que sea un hiyab que cubra lo deseado, no que se pase lo que se hace de un lugar a otro.

Esto es un asunto que se debe de tomar en cuenta. Sobre transmitir las fatwas que ya están listas.

Hoy en día las minorías islámicas son más de 50 millones en el mundo. Y es algo que debemos tomar en cuenta. Por ejemplo Shaij Al Uzaimin dice respecto al Fiqh de los lugares donde hay minorías islámicas dice que es obligatorio tener a alguien que todos regresen a él, en cada ciudad tener un lugar a dónde acudir para estos aspectos, como por ejemplo respecto a ser Wali de las mujeres que no tienen para que las case, comforme a lo vaya permitiendo las leyes del país, que todos estén de acuerdo en un representante de los musulmanes, como sea. ¿Por qué? Para que estén unidos y no se dividan, es decir que cada país tenga a alguien que los represente. En Brasil tener a alguien con quien tratar sus asuntos, México de la misma forma.

¿Esto es la fatwa de quién? De Shaij Uzaimin.

De aquí es dónde podemos ver que no nos es permitido separarnos de los Centros islámicos, es obligatorio que colaboremos con ellos, lo que pasa hoy en día, es que cada quien hace su centro islámico, habiendo uno, llega alguien y hace otro, haciéndole contra al centro islámico viejo, provocando muchos problemas, esto es de la divisipon en la religión que no es permitido.

Lo que debe de haber es organización, en lugar de hacer un centro islámico nuevo, hacer una rama del que ya existía. O si hago uno nuevo que no haga guerra a los otros y haya una directiva que colabore con los otros centros. Y así los corazones pueden ser uno y alcanzar objetivos muchos más grandes.

En Europa, tienen el Consejo de Fatwas para Europa, y nosotros les decimos a la gente de Europa que regresen a ellos, y quien no quiera es libre de no hacerlo, ya que nadie le obliga a tomar de las fatwas que ellos dan, pero si encuentran alguien que toma de las fatwas de ellos no le hagas la contra, porque quienes las dan son gente de conocimiento y ellos serán responsables de las cosa que digan, el que quieran obrar con lo que dicen ellos ustedes son libres, ese asunto regresa a ustedes, pero no dividan a los musulmanes. Por eso vemos el hadiz:

"Ayunen al ver (el creciente) y desayunen al verlo." (se refiere al inicio y final
de Ramadán) Esto es un propósito de la ley islámica. (se refiere a la unión que debe de existir en un caso)

Les digo, el Consejo de Europa, dice que es permitido para determinadas personas comprar las casas pagando intereses, si es que no hay otro camino excepto ese, mientras que en realidad estando allá me di cuenta que puede haber otros medios para hacerlo, quien dice que no hay medios para ello no veo que sea cierto. El problema es que muchos de los musulmanes que viven allá es a través de lo que les da el gobierno, y no trabajan. Y esto es un problema que lo debilita mientras que tiene que trabajar para que pueda moverse libremente. Pero si alguien toma de la fatwa de ellos yo no le reprendo y le digo adelante.

Y esto es una regla entre los ulema "No hay reprensión en los asuntos de diferencia de opinión."

¿Qué significa esta regla?

Esto se refiere a las diferencias que tienen fundamento, no las diferencias que no
tienen fundamento y son insólitas, porque cuando hay una prueba (dalil) no tiene porque haber diferencia. Estas diferencias no son toman en cuenta.

Lo que significa es que no debe de haber una disputa que provoque separación, esto no significa que no le aconseje, diciendo esta opinión es más correcta por esto y por el otro… más no decirle tu eres un pecador por seguir eso, decirle tu eres un pecador por seguir al consejo de Europa. Siendo que él mujalif (quien difiere) de los ulema es él.

Estas diferencias han existido desde antes, ¿Alguno de ustedes ha visto el libro de "al-Mugni"? Este libro es del siglo sexto de la hégira ¿Cómo es que presenta las opiniones de los casos? Primero presenta las palabras de los Salaf, después las palabras de las escuelas de jurisprudencia (madhabs) después sus argumentos y después la opinión correcta, ¿acaso dice los anteriores son unos pecadores? No, sino dice: "Y de nosotros es esto debido a la prueba tal y tal… por lo tanto la opinión correcta es esta." ¿Acaso nos ponemos a criticar a los demás por no seguir tal?!
Algunos piensan que la diferencia de opinión en sí misma son puros problemas, pero no lo es siempre, si es misericordia con la condición de saber cómo tratar con él. No lo tratamos como si fuera algo malo, sino lo tratamos conforme a las restricciones de la Ley.

Por eso hay una buena regla que dice "Cada vez que aumenta el conocimiento de una persona; las diferencias que tenga se disminuirán." Es decir, las diferencias con los demás, porque puede saber los asuntos que le permiten medir la perspectiva que tiene la otra persona.

Dice Ibn Taimiah sobre aquella persona que critica a una persona por seguir otra opinión teniendo su punto de vista aún así esta persona esté equivocada; comete una falta por dos asuntos:

1.- Hace pecador a quien se lo merece, porque aquella persona que se esfuerza en seguir algo como dijo el Profeta (que la paz y la misericordia de Allah sea con él)
"Si el Muytahid comete un error, tiene una bendición y si acierta dos." ¿Entonces cómo dices que es un pecador?

2.- Puede hacer que le provoque un problema a esta persona, que haga que los demás ya no tomen de su conocimiento.
¿Ven cómo es la manera de actuar de la Gente de conocimiento?

Estas son las palabras de un gran sabio como Ibn Taimiah, que era muy preciso en lo que decía.

Si acepta lo que digo alhamdulilah, y si no, porque conoce a la otra persona por su religión y conocimiento aún así en ese caso este equivocado no tengo porque ir contra él.

Este es un asunto que me pareció importante comentarles.

Que Allah los recompense."

jueves, 25 de junio de 2009

El corazón es recordado en el Corán más de...

Se recuerda al corazón en el Corán más de 130 ocasiones, añadiendo junto con él mas de 36 obras y características, todo ello indicando su gran valor y que es el rey de las obras exteriores, aún con esto, encontramos la negligencia de los siervos al no purificar sus corazones, sin aprender el derecho de Allah en ellos, ocupándose en obras exteriores, haciéndolas como si estas fueran lo primordial.

Dr. Muhamad al-Judairi.

Dicho de Ibn Abi ad-Dunia

Se le dijo a ‘Isa bin Wardaan: “¿Qué deseas en esta vida?” Lloró, después dijo: Desearía que se abriera mi pecho, para ver mi corazón y saber ¿Qué es lo que ha hecho el Corán en él y qué es lo que no?

Ponte a reflexionar –oh creyente- como los salaf se interesaban en inspeccionar el efecto del Corán en sus corazones y como lo comparaban con lo presente!

Al.Mumtanin de Ibn Abi ad-Dunia (49)

Dicho de Ibn Taimiah

Dentro de la palabra del Profeta –que la paz y la misericordia de Allah sean con él-:
“El mejor de ustedes es quien aprende el Corán y lo enseña”

Comprende, y aprende Sus letras y Su significado conjuntamente, es más, aprender Su signficado es el primer propósito, más que entender sus letras, eso es lo que eleva la fe, como dijo Yundub bin ‘Abdullah, ‘Abdullah bin ‘Amr y otros:

“Aprendimos la fe, después aprendimos el Corán, y así aumentamos nuestra fe, y ustedes aprenden el Corán, después aprenden la fe” Es por eso que se quedaban un tiempo aprendiendo de memoria la sura.”

Ibn Taimiah
Al-Fatawa (13/304).

Shaij bin Bazz y su relación con el Corán

¡Imáginate la relación tan fuerte que se puede tener con el Corán! En una sola conferencia el honorable Shaij Bin Baaz –que Allah tenga misericordia de él- utilizó más de 100 aleyas como evidencia de lo que decía.

Alumno del Shaij: Dr. ‘Omar al-‘Iid.

viernes, 19 de junio de 2009

¿Acaso puedo fundamentar mi fe en las manifestaciones y en los actos sobrenaturales?

¿Qué son los milagros?

Allah –Majestuoso y Poderoso- hizo que Sus Mensajeros y Profetas realizarán asuntos sorprendentes, fuera de lo normal, utilizándolos en forma de desafío para indicar la verdad, proclamar el mensaje divino y para que no se pudieran negar. A estas palabras y acciones extraordinarias se les llama milagros.

Entre los milagros más conocidos están los del profeta Moisés, como cuando convirtió su vara en una serpiente, los del profeta Jesús, como el curar a los enfermos, y los del profeta Muhammad como haber partido la Luna en dos. (Que la paz y la misericordia de Allah sean con todos ellos)

Todo lo anterior lo hacían con el permiso de Allah, no porque ellos tuvieran la capacidad de hacerlo por sí mismos.

Allah el Altísimo habla acerca de los milagros de Jesús (la paz sea con él):

Y será un Mensajero para los Hijos de Israel, a quienes dirá: Os he traído un signo de vuestro Señor. Haré para vosotros con barro la forma de un pájaro. Luego soplaré en él, y con el permiso de Allah, tendrá vida. Con la anuencia de Allah, curaré al ciego de nacimiento y al leproso, y resucitaré a los muertos. Os informaré de lo que coméis y de lo que almacenáis en vuestras casas. Ciertamente, tenéis en ello un signo si sois creyentes.

Después dice: "Allah es mi Señor y el vuestro. Adoradle, pues. Éste es el sendero recto." (Corán 3:49-51).

A lo que no proviene de los Profetas les nombramos como hechos sobrenaturales.

Hechos sobrenaturales de los Santos y manifestaciones.

Tanto en el Islam, como en el Cristianismo, hay un acuerdo común sobre que los hechos sobrenaturales pueden ser suceder, y puede que sean un acto que complazca a Allah, o por el otro lado un acto que le complazca a Satán.

Un ejemplo de esto, es que así como los Profetas tienen seguidores que creen en ellos y obraban con lo que ellos encomendaron, también Satán los tiene y de la misma manera obran con lo que él les encomienda. Como es el caso de el Falso Mesías (Dayyâl), quienes los cristianos así como los musulmanes tenemos la certeza de que vendrá y hará hechos sobrenaturales y extraordinarios que deslumbrarán a la gente, y al mismo tiempo clamará ser una divinidad.

La gente creerá que es Dios, ya que ordenará a los Cielos y lloverá, y ordenará a la Tierra y saldrán plantas de ella, y vendrá junto con él agua y fuego, siendo que en realidad el agua será el fuego y viceversa, esto y muchas cosas más fueron relatadas por el Profeta Muhammad (que la paz y la misericordia de Allah sean con él).

Mucha gente basa su fe en hechos sobrenaturales y se desvía porque piensa que todo aquel que realiza un acto sobrenatural es un allegado a Allah o un amado de Él, durante la historia nos han llegado actos de gente que hacía ver imágenes de personas a otras, levitaban, eran inmunes a ciertas cosas y si se recitaba el versículo 2:255 del Corán se ponía fin a sus hechos diabólicos.

El que una persona haga cierto hecho sobrenatural no quiere que sea una persona que este exenta del error, tampoco esto lo saca de ser solamente una persona piadosa, ni tampoco es una evidencia para asegurar que esa persona irá al Paraíso o es un cercano a Allah, puede ser que haya tenido una mala interpretación, esto debido a que ellos no son Profetas, a los Profetas se les debe creer en todo lo que encomendaban y uno tiene la certeza que provienen de Dios, en cuanto a los que no son Mensajeros de Allah, cabe la existencia del error y el cambio de una situación a otra. Es decir, puede ser que en el momento del acto se encontraba cercana a Allah y posteriormente dejo de serlo.

Es por eso que Allah nos ordenó a creer en todos los Profetas, negando la fe de quien descree en uno de ellos, a diferencia de los santos, etc. Dice el Altísimo:

Decid: Creemos en Allah y en lo que nos fue revelado, en lo que reveló a Abraham, a Ismael, Isaac, Jacobo y las doce tribus [descendientes de los hijos de Jacobo], y lo que reveló a Moisés, Jesús y a los Profetas. No discriminamos entre ellos, y nos sometemos a Él.

Así pues, si creen en lo mismo que vosotros habrán seguido la buena guía; y si vuelven sus espaldas, por cierto que estarán en una gran discrepancia. Allah bastará contra ellos. Él es Omnioyente, Omnisciente.

Corán 2:136,137.

Hay gente e historias sobre la súplica a los santos, a la virgen, manifestaciones de la virgen, de Jesús –la paz sea con él- , como lo recordó Pablo de Tarso al decir que vio a Jesús (la paz y la misericordia de Allah sean con él), cuando iba montado en su caballo, si eso fuera cierto, lo que es cierto es que no vió a Jesús, sino a un demonio como le ha pasado a varios, no solamente a él. Dado que Jesús nunca dijo que se le tomará como divinidad.

¿Queréis que os informe sobre quién descienden los demonios? Descienden sobre todo mentiroso pecador.

Corán 26: 221,22.

No corresponde que a quien Allah concede el Libro, la sabiduría y la profecía diga a los hombres: Sed siervos míos y no de Allah; sino más bien sed guías eruditos puesto que enseñáis el Libro y lo estudiáis.

Allah no os ordena que toméis como divinidades a los Ángeles y a los Profetas. ¿Es que iba a ordenaros que fuerais incrédulos después de haberos sometido a Él?

Corán 3:79, 80.

Las apariciones y supuestos milagros ocurren en lugares donde el politeísmo está en auge, y Satán desvía a la gente conforme a la gente cree, por ejemplo a los cristianos se les aparece en la forma de a quienes ellos le piden, como los santos, la virgen, o Jesús, y a las sectas de los musulmanes de la misma manera, pues muchos desviados entre ellos dicen haber visto que se les ha aparecido su maestro fallecido encomendándoles asuntos que son contrarios al Islam, también vemos como hay budistas que ya no creen en otra cosa fuera de sus meditaciones por haber dicho "hemos visto la luz", al alegar que han visto manifestaciones que son fuera de lo normal y eso hace que se apeguen a sus creencias.

Si analizamos lo anterior, veremos que contradice a la religión de los Profetas, ya que cuando ellos realizaban los milagros, llamaban a la gente a pedirle a Allah, no a ellos, puesto que la súplica es adoración, el pedir algo a alguien que no es capaz de concederlo sino Allah, es adorarle, dice el Altísimo:

Vuestro Señor dice: Invocadme, os responderé [vuestras súplicas]. Por cierto que quienes se ensoberbecen y se niegan a adorarme, ingresarán al Infierno humillados.

Corán 40:60.

Si la súplica no fuera una adoración; no reprendería llamando soberbios a quienes se niegan adorar a Allah.

La gente no diferencia entre los hechos sobrenaturales que fueron hechos por piadosos y fueron una cercanía a Allah, y los hechos que tienen un origen diabólico y los igualan a los milagros de los Profetas.

Hay muchos hechos sobrenaturales hechos por seguidores de los Profetas o personas piadosas que no tenían un origen diabólico, y creer en ellos forma parte de nuestra creencia. Pero este no es lugar para mencionarlos.

Después surge la siguiente pregunta: ¿Acaso las personas que hacían dichos hechos sobrenaturales dejaron como legado el pedirle a ellos? Claro que no.

Dijo el Imam Shaf'i:

"Si vieran a un hombre caminar sobre el agua o volar sobre los cielos; no se dejen engañar por él, hasta que analicen su asunto conforme al Corán y a la Sunnah."

Citado en la explicación del aleya 2:35 de "Tafsir de Ibn kathir."

Dice Ibn Taimiah (que la paz y la misericordia de Allah sean con él):

"Todos los Profetas advirtieron sobre los mentirosos que se parecerán a los Profetas, pero hay entre la gente quien miente a propósito y muchos de ellos no lo hacen así, sino que se equivocan sin saberlo e informan sobre algo que piensan ser verdad, siendo que es algo falso, puede ser que en sus sueños hayan pensado que vieron a un profeta, un santo o a fulano, y en realidad no eran ellos.

Y el error puede suceder entre toda la gente, excepto en los Profetas (que la paz sea con ellos) porque ellos eran inequívocos y no afirmaban ningún error. De esta manera, quien no balance sus asuntos, acciones, palabras y hechos conforme a los Profetas; se encontrará en el desvío.

Le pedimos a Allah el Grandioso que nos guíe al camino recto, el camino de los que ha agraciado, los Profetas, los veraces, los mártires y los justos. ¡Qué excelentes compañeros!"

De "al-Yawab as-Sahih liman badala ad-Din al Masih."

miércoles, 17 de junio de 2009

Manera de salvarse del infierno y la hipocresía

Anas ibn Maalik (que Allah esté complacido de él) dijo: El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo:

“Para aquel que ore cuarenta días con la congregación, estando siempre presente en el primer takbir, se escribirá que estará a salvo de dos cosas: del Infierno y de la hipocresía”.

Clasificado como hasan por al-Albaani en Sahih al-Tirmidhi, 200.

La virtud mencionada en este hadiz es general y se aplica a cualquier mezquita en la que se ofrezcan las plegarias en congregación, y en cualquier territorio; no sólo se aplica a la al-Masyid al-Haraam [en la Meca] o a al-Masyid al-Nabawi [en Medina].

Basados en esto, aquel que permanentemente ore cuarenta días en congregación en la que esté presente en el primer takbir, quedará grabado que él estará a salvo de dos cosas: el Infierno y la hipocresía, ya sea que la mezquita se encuentre en Medina, La Meca o en cualquier otro lugar.

¿María era hermana de Harón, el hermano de Moisés?

He encontrado que algunos cristianos tratan de refutar el Corán queriendo mostrar errores en Él, pues es una pena para ellos que Allah –Majestuoso y Poderoso- diga en el Corán:


¿Acaso no reflexionan en el Corán y sus significados? Si no procediera de Allah habrían encontrado en él numerosas contradicciones.


Corán 4:82


Bueno, pues uno de ellos me escribió lo siguiente, por mis videos que tengo en Youtube (canal Verdaderoislam) sobre -Jesús la paz sea con él-


"Identidad de María la madre de Jesús –la paz sea con ellos-:

¡Hermana de Harón! (Sura 19:28).

Debido a que la arqueología ha mostrado que Moisés vivió aproximadamente 1.500 años antes de María, ¡Esto es simplemente una mentira!."


Nosotros a diferencia de los cristianos, tenemos la explicación del Corán, ya sea a través del Profeta, o de sus compañeros, quienes fueron a quien se les reveló el Corán, y de esas personas tenemos todos los datos sobre ellas, cuando murieron cuando fallecieron, a quienes les narraron sus dichos, a quienes no, y respecto al versículo anterior ve lo que respondió el Profeta –que la paz sea con él-, primero tepongo la cadena de transmición que muestra su fidelidad, les invito a que averiguar sobre la ciencia del hadiz.


Narra Muslim (3982):


"Nos narró Abu Bakr bin Abi Shaibah y Muhammad bin Abdullah bin Numair, y Abu Said Al Shayy, y Muhammad bin Al Muznah Al 'Anazi, y la forma es la de Ibn Numair, dijeron: "Nos mencionaron Ibn Idris, que su padre, de Simak bin Harb, de Alqamah bin Wail, de Mugirah bin Sh'uba dijo:


"Cuando vine de Nayran [que era la zona de los cristianos] me dijeron, 'Ustedes recitan':


¡Oh hermana de Harón!

[Corán: 19:28].


Siendo que Moisés fue antes que Jesús por tanto y tanto… '


Entonces cuando llegué al Mensajero de Allah (que la paz y la misericordia de Allah sean con él) le pregunté sobre ello y respondió:


"Ellos [la gente de Israel] se ponían los nombres de los Profetas y las personas piadosas que les precedieron."


Fin de la cita.

Lo cual da cómo conclusión que este Harón no necesariamente era el hermano de Moisés, sino otra persona llamada así.

martes, 16 de junio de 2009

Mejor que todo lo que hay en esta vida

Abu Hurairah (que Allah esté complacido de él) relató que el Mensajero de Allah (que la paz y la misericordia de Allah sean con él) dijo:

"El decir: "Glorificado Sea" (Subhanalah), "Alabado sea Allah" (Alhamdulilah), "No hay más divinidad salvo Allah" (la Ilaha Ila-lah) y "Allah es el más Grande" (Allahu Akbar) es más amado para mí que todo lo que alumbra la salida del Sol."

Transmitido por Muslim.

Y dijo el Profeta (que la paz y la misericordia de Allah sean con él):

"Quien diga "Glorificado y Alabado Sea Allah" (Subhanalah wa bihamdihi) cien veces, se le perdonarán sus pecados aún así fueran como la espuma del mar."

Transmitido por Muslim y at-Trimidhi

sábado, 13 de junio de 2009

Dicho de Al Imam Al-Ayurri -que Allah tenga misericordia de él-

"El creyente cuerdo si lee el Corán lo inspecciona, es como el espejo donde ve lo bueno que obra con él y lo malo, así que aquello sobre lo que su Señor le incita temer Su castigo; este lo teme, aquello sobre lo que Su Señor Le incita a anhelar, este lo anhela y lo espera. Quien tenga estas características –o se acerque a ellas- entonces lo habrá leído como corresponde, y el Corán será un testigo suyo e intercesor, su protector y compañero, y se habrá beneficiado a sí mismo, a su familia, como habrá preparado para sus padres e hijos ,todo el bien en esta vida y en la otra."

Al Imam Al-Ayurri

"Ajlaq Hamlatu al-Quran" pág. (27)

lunes, 8 de junio de 2009

Camello llamado Barack Obama

Arab News

JEDDAH: El discurso del 4 de junio en la Universidad de El Cairo dado por el presidente de los EE.UU. Barack Obama fue visto por gran parte del mundo árabe, incluso en la provincia del desierto de Hail, donde el tráfico prácticamente desapareció durante la conferencia. Según un informe del diario Asharq Alawsat, los residentes de la aldea Dhabi se reunieron alrededor de pantallas de televisión para escuchar las palabras de Obama. “El discurso de Obama causó el aplazamiento de algunas de mis citas por petición de mis invitados, familiares y amigos, así como de algunos beduinos de la zona”, dijo Awad Khudair Al-Shammari, propietario de uno de los pocos televisores del área. Al-Shammari, poseedor y criador camellos, dijo que en honor de lo que consideró la promesa de Obama de resolver la cuestión del estado de Palestina – así como las amables palabras con las que el presidente se dirigió al Custodio de las dos sagradas mezquitas, el Rey Abdullah - hizo lo que un entusiasta de camellos haría como gesto de buena voluntad: Él nombró a uno de sus preciados camellos "Barack Obama".

Traducido por Andres Bidegain

domingo, 7 de junio de 2009

Gordon Brown nombra al primer musulmán en su Gobierno

Se trata de Sadik Khan, nuevo secretario de Estado de Transporte, que se convierte en el musulmán que ocupa el puesto más alto en la política británica



Londres. (EFE).- El primer ministro británico, Gordon Brown, ha nombrado al primer alto cargo musulmán de su Gobierno laborista.

Se trata de Sadik Khan, nuevo secretario de Estado de Transporte, que asistirá a las reuniones del gabinete cuando se traten materias de su departamento y será el portavoz para esos temas en la Cámara de los Comunes.

Será además miembro del «Consejo Privado», organismo no electo cuya creación se remonta a 1353 y que ha sido criticado por los defensores de los derechos civiles porque, gracias a una prerrogativa regia, puede promulgar leyes sin pasar por el Parlamento.

Khan, hijo de un conductor de autobús y que vivió en una vivienda de protección social, se convierte así en el musulmán que ocupa el puesto más alto en la política británica.

Según recuerda hoy la BBC, el nuevo secretario de Estado fue objeto de grabaciones ilícitas en 2005 y 2006 cuando acudió a la cárcel a entrevistarse con un sospechoso de terrorismo residente en su distrito electoral y del que era por tanto representante.

La ministra del Interior, Jacqui Smith, declaró entonces que Khan no había sido blanco específico de la operación de vigilancia ordenada por la policía y que él mismo no estaba bajo sospecha.

En octubre del 2008, Khan fue promovido al cargo de subsecretario de Estado en el ministerio para las Comunidades y el Gobierno local.


Fuente LA VANGUARDIA de Catalunya


ASH HADU AN LA ILAHA ILLA ALLAH, WA ASH HADU ANNA MOHAMMADAN RASULU ALLAH
Ahmed Velayati al-veracruzi

Devoción a Dios - 3a parte de 10 remedios contra la brujería...



Tercera parte de 10 remedios contra la brujería, mal de ojo y la envidia.

La devoción a Dios es un remedio fundamental para alejarse de cualquier mal, Shaij Abdu Razak al Badr (que Allah lo preserve) nos explica del por qué de ello y los beneficios de la devoción a Allah.

Allah es el nombre de Dios, los cristianos y judíos árabes le llaman de esta manera, es más, en sus libros Sagrados es nombrado como Allah.

jueves, 4 de junio de 2009

Discurso de Obama en Egipto 2009

Assalaam A´laikum

Excelente discurso del Presidente de EUA a la comunidad Musulmana

Sobre "la relacion entre el Islam y el Occidente... " Obama

Vean el video



Solo falta una revisión sincera de los hechos del 11 de Septiembre. Ese es un punto primordial que esta sin resolver.

El extremismo de algunos NUNCA justifica que la Gran Nacion de EUA bombardea una Nacion. Obama justificó la Intervención en Afganistan con los atentados del 11 de Septiembre. Dijo Obama que Afganistan fue una guerra x necesidad debido a los atentados del 11 de septiembre.

"Tenemos que terminar con el Ciclo de discordia... Tenemos que aprender y escucharnos mutuamente.. . "

"La relacion con Israel es bien sabida.. Indestructible. .."

"Es inegable que los Palestinos han sufrido..."

"La situación de los palestinos es INTOLERABLE. .."

Sitó el Coran un par de veces

Afirmó que el era Cristiano pero que su padre era Muslim, que vivio en Indonesia...

Que EUA se fundó con el Apoyo Musulman

Que Musulmanes han contribuido en edificacion de EUA

Tolerancia religiosa en el Andalus



En fin, muchas cosas rescatables para el dialogo

De: Omar Weston, Mexico.

DISCURSO DE OBAMA EN EL CAIRO COMPLETO

Discurso de Obama en El Cairo – 04/06/09



Es un honor para mí estar en la ciudad eterna de El Cairo, y tener como anfitriones a dos eminentes instituciones. Durante más de mil años, Al-Azhar ha sido un modelo de enseñanza islámica y durante más de un siglo, la Universidad de El Cairo ha sido una fuente de adelantos para Egipto. Juntas, representan la armonía entre la tradición y el progreso. Agradezco su hospitalidad y la hospitalidad del pueblo de Egipto. También es un orgullo para mí ser el portador de la buena voluntad del pueblo estadounidense y del saludo de paz de las comunidades musulmanas en mi país: assalam aleicom.



Nos congregamos en un momento de tensión entre Estados Unidos y musulmanes alrededor del mundo, tensión arraigada en fuerzas históricas que van más allá de cualquier debate sobre política actual. La relación entre el Islam y el Occidente incluye siglos de coexistencia y cooperación, pero también conflictos y guerras religiosas. Recientemente, la tensión ha sido alimentada por el colonialismo que les negó derechos y oportunidades a muchos musulmanes, y una Guerra Fría en la que a menudo se utilizaba a los países de mayoría musulmana como agentes, sin tener en cuenta sus aspiraciones propias. Además, el cambio arrollador causado por la modernidad y la globalización han llevado a muchos musulmanes a considerar que el Occidente es hostil con las tradiciones del Islam.



Extremistas violentos se han aprovechado de estas tensiones entre una minoría pequeña pero capaz de musulmanes. Los ataques del 11 de septiembre del 2001 y los esfuerzos continuos de estos extremistas de actuar violentamente contra civiles han llevado a algunas personas en mi país a considerar al Islam inevitablemente hostil no sólo con Estados Unidos y los países del Occidente, sino también con los derechos humanos. Esto ha engendrado más temor y más desconfianza.



Mientras nuestra relación sea definida por nuestras diferencias, les otorgaremos poder a quienes siembran el odio en vez de la paz, y a quienes promueven el conflicto en vez de la cooperación que puede ayudar a todos nuestros pueblos a lograr la justicia y la prosperidad. Éste ciclo de suspicacia y discordia debe terminar.



He venido aquí a buscar un nuevo comienzo para Estados Unidos y musulmanes alrededor del mundo, que se base en intereses mutuos y el respeto mutuo; y que se base en el hecho de que Estados Unidos y el Islam no se excluyen mutuamente y no es necesario que compitan. Por el contrario: coinciden en parte y tienen principios comunes, principios de justicia, progreso, tolerancia y el respeto por la dignidad de todos los seres humanos.



Lo hago sabiendo que el cambio no puede suceder de la noche a la mañana. Ningún discurso por su cuenta puede acabar con años de desconfianza, ni puedo en el tiempo que tengo contestar todas las preguntas complejas que nos han traído a este momento. Pero estoy convencido que para progresar, debemos decir abiertamente lo que pensamos, y demasiadas veces, eso se dice solamente detrás de puertas cerradas. Debe haber un esfuerzo sostenido de escucharnos unos a los otros, de aprender unos de otros; de respetarnos unos a los otros, y de buscar terreno común. Como nos dice el Sagrado Corán, "Tengan conciencia de Dios y digan siempre la verdad". Eso es lo que trataré de hacer: decir la verdad de la manera más clara posible, reconociendo humildemente la tarea que nos queda por delante, con la firme convicción de que los intereses que compartimos como seres humanos son mucho más poderosos que las fuerzas que nos dividen.



Parte de esta convicción está arraigada en mi propia experiencia. Soy cristiano, pero mi padre pertenecía a una familia en Kenia que incluye a varias generaciones de musulmanes. De niño, pasé varios años en Indonesia y escuché el llamado del Azán al amanecer y atardecer. De joven, trabajé en comunidades de Chicago donde muchos encontraban dignidad y paz en su religión musulmana.



Como estudioso de la historia, sé también que la civilización tiene una deuda con el Islam. Fue el Islam –en lugares como la Universidad Al-Azhar– el que llevó la antorcha del aprendizaje durante muchos siglos y preparó el camino para el Renacimiento y el Siglo de las Luces en Europa. Fueron las comunidades musulmanas las que inventaron nuestra brújula magnética y herramientas de navegación; las que desarrollaron el álgebra; nuestra pericia con la pluma y la impresión; nuestro entendimiento del proceso de contagio de las enfermedades y las formas de curarlas. La cultura islámica nos ha brindado majestuosos arcos y altísimas torres; poesía y música de eterna belleza; elegante caligrafía y lugares de contemplación pacífica. Y en toda la historia, el Islam ha demostrado por medio de sus palabras y actos las posibilidades de la tolerancia religiosa e igualdad de las razas.



Sé también que el Islam siempre ha sido parte de la historia de Estados Unidos. La primera nación en reconocer a mi país fue Marruecos. Al firmar el Tratado de Trípoli en 1796, nuestro segundo presidente, John Adams, escribió, "Estados Unidos no tiene ninguna enemistad con las leyes, religión o tranquilidad de los musulmanes". Y desde nuestra fundación, los musulmanes estadounidenses han enriquecido a Estados Unidos. Lucharon en nuestras guerras, trabajaron para el gobierno, defendieron los derechos civiles, abrieron negocios, enseñaron en nuestras universidades, sobresalieron en nuestros estadios deportivos, ganaron premios Nóbel, construyeron nuestro más alto rascacielos y encendieron la antorcha olímpica. Y cuando el primer musulmán estadounidense fue elegido recientemente al Congreso y juró defender nuestra Constitución usó el mismo Sagrado Corán que uno de nuestros fundadores, Thomas Jefferson, tenía en su biblioteca personal.



Entonces, conocí el Islam en tres continentes antes de venir a la región donde fue originalmente revelado. Esa experiencia guía mi convicción de que esa alianza entre Estados Unidos y el Islam se debe basar en lo que es el Islam, no en lo que no es, y considero que es parte de mi responsabilidad como Presidente de Estados Unidos luchar contra los estereotipos negativos del Islam dondequiera que surjan.



Pero ese mismo principio debe aplicarse a la percepción musulmana de Estados Unidos. Así como los musulmanes no encajan en un estereotipo burdo, Estados Unidos no encaja en el estereotipo burdo de un imperio que se preocupa sólo de sus intereses. Los Estados Unidos ha sido una de las mayores fuentes del progreso que el mundo jamás haya conocido. Nacimos de una revolución contra un imperio. Fue fundado en base al ideal de que todos somos creados iguales, y hemos derramado sangre y luchado durante siglos para darles vida a esas palabras, dentro de nuestras fronteras y alrededor del mundo. Nuestra identidad se forjó con todas las culturas provenientes de todos los rincones de la Tierra, y estamos dedicados a un concepto simple: E pluribus unum: "De muchos, uno".



Mucho se ha comentado del hecho de que un afroamericano con el nombre Barack Hussein Obama haya podido ser elegido Presidente. Pero mi historia no es tan singular. El sueño de oportunidades para todas las personas no se ha hecho realidad en todos los casos en Estados Unidos, pero la promesa todavía existe para todos los que llegan a nuestras costas, incluidos casi siete millones de musulmanes estadounidenses que hoy están en nuestro país y tienen ingresos y educación por encima del promedio.



Es más, la libertad en Estados Unidos es indivisible de la libertad religiosa. Por eso hay una mezquita en todos los estados de nuestro país y más de 1,200 mezquitas dentro de nuestras fronteras. Por eso el gobierno de Estados Unidos recurrió a los tribunales para proteger el derecho de las mujeres y niñas a llevar el jiyab, y castigar a quienes se lo negaban.



Entonces, que no quepa la menor duda: el Islam es parte de Estados Unidos. Y considero que Estados Unidos es, en sí, la prueba de que todos, sin importar raza, religión o condición social, compartimos las mismas aspiraciones: paz y seguridad, educación y un trabajo digno, amar a nuestra familia, a nuestra comunidad y a nuestro Dios. Son cosas que tenemos en común. Esto anhela toda la humanidad.



Por supuesto, el reconocimiento de nuestra humanidad común es apenas el comienzo de nuestra tarea. Las palabras por sí solas no satisfacen las necesidades de nuestros pueblos. Estas necesidades solo se satisfacerán si actuamos audazmente en los próximos años. Y debemos actuar con el entendimiento de que la gente en todo el mundo enfrenta los mismos desafíos, y si fracasamos, las consecuencias nos perjudicarán a todos.



Pues hemos aprendido de acontecimientos recientes que cuando un sistema financiero se debilita en un país, hay menos prosperidad en todas partes. Cuando una nueva gripe infecta a un ser humano, todos estamos en peligro. Cuando una nación procura armas nucleares, todas las naciones corren mayor riesgo de un ataque nuclear. Cuando extremistas violentos operan en una franja montañosa, el peligro se cierne sobre gente al otro lado del océano. Y cuando personas inocentes en Bosnia y en Darfur son asesinados, sentimos un peso en nuestra conciencia colectiva. Eso es lo que significa compartir este mundo en el siglo XXI. Somos mutuamente responsables ante los demás seres humanos.



Ésa es una responsabilidad difícil de asumir. Ya que la historia de la humanidad ha sido a menudo una letanía de naciones y tribus que subyugan a otras para satisfacer sus propios intereses. Sin embargo, en esta nueva era, semejantes actitudes son contraproducentes. Debido a nuestra interdependencia, cualquier régimen en el mundo que eleve a una nación o grupo humano por encima de otro inevitablemente fracasará. Así que cualquiera sea nuestra opinión del pasado, no debemos ser prisioneros de él. Debemos solucionar nuestros problemas colaborando, debemos compartir nuestro progreso.



Eso no significa que debemos ignorar las fuentes de tensión. De hecho, sugiere que debemos hacer exactamente lo contrario: debemos enfrentar estas tensiones de frente. Y con esa intención, permítanme hablar de la manera más clara y transparente posible sobre algunos asuntos específicos que creo que debemos finalmente enfrentar juntos.



Lo primero que debemos encarar es el extremismo violento en todas sus formas.



En Ankara, dejé en claro que Estados Unidos no está y nunca estará en guerra contra el Islam. Sin embargo, les haremos frente sin descanso a los extremistas violentos que representan una grave amenaza para nuestra seguridad, porque rechazamos lo mismo que rechaza la gente de todos los credos: el asesinato de hombres, mujeres y niños inocentes. Y es mi deber principal como Presidente proteger al pueblo estadounidense.



La situación en Afganistán demuestra las metas de Estados Unidos y nuestra necesidad de trabajar juntos. Hace más de siete años, Estados Unidos tenía amplio apoyo internacional cuando fue en pos de Al Qaida y el Talibán. Ir allá no fue una opción; fue una necesidad. Y estoy consciente de que hay quienes cuestionan o justifican los acontecimientos del 11 de septiembre. Pero seamos claros: Al Qaida asesinó a casi 3,000 personas ese día. Las víctimas fueron hombres, mujeres y niños inocentes de los Estados Unidos y muchos otros países que no habían hecho nada para hacerle daño a nadie. Y sin embargo, Al Qaida los asesinó sin misericordia, se adjudicó responsabilidad por el ataque y aún ahora sigue declarando repetidamente su determinación de asesinar a gran escala. Tienen militantes en muchos países y están tratando de ampliar su alcance. Éstas no son opiniones para debatir, son hechos que debemos afrontar.



Y que quede claro: no queremos mantener a nuestras tropas en Afganistán. No queremos tener bases militares allá. Es doloroso para los Estados Unidos perder a nuestros jóvenes. Continuar este conflicto tiene un costo político y económico muy alto. De muy buena gana enviaríamos de regreso a casa a todas nuestras tropas si tuviéramos la certeza de que no hay extremistas violentos en Afganistán y Pakistán decididos a asesinar a todos los estadounidenses que puedan. Pero esa aún no es la situación.



Por eso estamos trabajando con una coalición de cuarenta y seis países. Y a pesar de los costos requeridos, el compromiso de los Estados Unidos no se debilitará. De hecho, ninguno de nosotros debe tolerar a estos extremistas. Han cometido asesinatos en muchos países. Han asesinado a gente de diferentes religiones, y más que nada, han asesinado a musulmanes. Sus actos son irreconciliables con los derechos de los seres humanos, el progreso de las naciones y el Islam. El Sagrado Corán enseña que quien mata a un inocente, mata a toda la humanidad; y quien salva a una persona, salva a toda la humanidad. La religión perdurable de más de mil millones de personas es mucho más fuerte que el odio intransigente de unos pocos. Islam no es parte del problema en la lucha contra el extremismo violento, es parte importante de avanzar la paz.



También sabemos que el poderío militar por sí solo no va a resolver los problemas en Afganistán y Pakistán. Por eso planeamos invertir $1,500 millones de dólares cada uno de los próximos cinco años, a fin de asociarnos con Pakistán para construir escuelas y hospitales, carreteras y empresas, y cientos de millones para ayudar a quienes han sido desplazados. Por eso estamos proporcionando más de $2,800 millones para ayudar al pueblo de Afganistán a desarrollar su economía y prestar servicios de los que depende la gente.



Permítanme también hablar del tema de Irak. A diferencia de Afganistán, nosotros elegimos ir a la guerra en Irak, y eso provocó fuerte antagonismo en mi país y alrededor del mundo. Aunque creo que, a fin de cuentas, el pueblo iraquí está mejor sin la tiranía de Sadam Hussein, también creo que los acontecimientos en Irak han recordado a los Estados Unidos de Norteamérica que es necesario usar la diplomacia y promover consenso a nivel internacional para resolver nuestros problemas cuando sea posible. De hecho, podemos citar las palabras de Thomas Jefferson, quien dijo: "Espero que nuestra sabiduría aumente con nuestro poder y nos enseñe que cuanto menos usemos nuestro poder, éste se incrementará".



Hoy, Estados Unidos tiene una doble responsabilidad: ayudar a Irak a forjar un mejor futuro y a dejar Irak en manos de los iraquíes. Le he dicho claramente al pueblo iraquí que no queremos bases militares y no queremos reclamar ninguna parte de su territorio ni de sus recursos. La soberanía de Irak es toda suya. Por eso ordené el retorno de nuestras brigadas de combate para el próximo agosto. Por eso cumpliremos con nuestro acuerdo con el gobierno de Irak, democráticamente elegido, de retirar nuestras tropas de combate de las ciudades iraquíes para julio y de retirar todas nuestras tropas de Irak para el 2012. Ayudaremos a Irak a capacitar a sus Fuerzas de Seguridad y a desarrollar su economía. Respaldaremos, como socio y jamás como patrón, a un Irak seguro y unido.



Y finalmente, así como Estados Unidos no puede tolerar la violencia a manos de extremistas, nunca debemos cambiar nuestros principios. El 11 de septiembre fue un trauma enorme para nuestro país. El temor y la ira que causó son comprensibles, pero en algunos casos, nos llevó a actuar en contra de nuestros ideales. Estamos tomando medidas concretas para cambiar de curso. He prohibido inequívocamente el uso de tortura por Estados Unidos y he ordenado que se clausure la prisión en la bahía de Guantánamo para comienzos del próximo año.



Entonces, Estados Unidos se defenderá, respetuoso de la soberanía de las naciones y el imperio de la ley. Y lo haremos en alianza con las comunidades musulmanas que también se ven amenazadas. Cuanto antes se aísle a los extremistas y no se les acepte en las comunidades musulmanas, más pronto estaremos todos más seguros.



La segunda fuente importante de tensión que necesitamos discutir es la situación entre los israelíes, palestinos y el mundo árabe.



Los estrechos vínculos de Estados Unidos con Israel son muy conocidos. Este vínculo es inquebrantable. Se basa en lazos culturales e históricos, y el reconocimiento de que el anhelo de un territorio judío está arraigado en una historia trágica que no se puede negar.



Alrededor del mundo, el pueblo judío fue perseguido durante siglos, y el antisemitismo en Europa culminó en un Holocausto sin precedente. Mañana, visitaré Buchenwald, que fue parte de una serie de campos donde los judíos fueron esclavizados, torturados, abaleados y asesinados en cámaras de gas por el Tercer Reich. Seis millones de judíos fueron aniquilados, más que toda la actual población judía de Israel. Negar ese hecho es infundado, ignorante y odioso. Amenazar a Israel con la destrucción o repetir viles estereotipos sobre los judíos son acciones profundamente equivocadas y sólo logran evocar entre los israelíes el más doloroso de los recuerdos y, a la vez, impedir la paz que los pobladores de la región merecen.



Por otro lado, también es innegable que el pueblo palestino –musulmanes y cristianos– también ha sufrido en la lucha por una patria. Durante más de sesenta años, han padecido el dolor del desplazamiento. Muchos esperan, en campamentos para refugiados en la Ribera Occidental, Gaza y tierras aledañas, una vida de paz y seguridad que nunca han tenido. Soportan las humillaciones diarias, grandes y pequeñas, que surgen de la ocupación. Entonces, que no quepa duda alguna: la situación para el pueblo palestino es intolerable. Estados Unidos no les dará la espalda a las aspiraciones legítimas de los palestinos de dignidad, oportunidades y un estado propio.



Durante décadas, el conflicto se ha quedado en tablas: dos pueblos con aspiraciones legítimas, cada uno con una dolorosa historia que hace difícil llegar a un acuerdo. Es fácil asignar la culpa, para los palestinos culpar el desplazamiento a raíz de la fundación de Israel, y para los israelíes culpar la hostilidad constante y los ataques llevados a cabo durante toda su historia por dentro y fuera de sus fronteras. Pero si vemos este conflicto solamente de un lado o del otro, entonces no podemos ver la verdad: la única resolución es que las aspiraciones de ambos lados las satisfagan dos estados, donde los israelíes y los palestinos tengan paz y seguridad.



Es de interés para Israel, es de interés para Palestina es de interés para Estados Unidos y de interés para el mundo entero. Es por eso que mi intención es personalmente abocarme a esta solución dedicando toda la paciencia que la tarea requiere. Las obligaciones que las partes acordaron conforme al plan son claras. Para que llegue la paz, es hora de que ellos –y todos nosotros– cumplamos con nuestras responsabilidades.



Los palestinos deben abandonar la violencia. La resistencia por medio de violencia y asesinatos está mal y no resulta exitosa. Durante siglos, las personas de raza negra en Estados Unidos sufrieron los azotes del látigo como esclavos y la humillación de la segregación. Pero no fue con violencia que lograron derechos plenos y equitativos. Fue con una insistencia pacífica y decidida en los ideales centrales de la fundación de Estados Unidos. Esta misma historia la pueden contar pueblos desde Sudáfrica hasta el sur de Asia; desde Europa Oriental hasta Indonesia. Es una historia con una verdad muy simple: la violencia es un callejón sin salida. No es señal de valentía ni fuerza el lanzar cohetes contra niños que duermen, ni hacer estallar ancianas en un autobús. Así no se obtiene autoridad moral; así se renuncia a ella.



Éste es el momento en que los palestinos se centren en lo que pueden construir. La Autoridad Palestina debe desarrollar su capacidad de gobernar, con instituciones que satisfagan las necesidades de su pueblo. Hamas cuenta con respaldo entre algunos palestinos, pero también tiene responsabilidades. Para desempeñar un papel en hacer realidad las aspiraciones de los palestinos, y unir al pueblo palestino, Hamas debe poner fin a la violencia, reconocer acuerdos pasados, y reconocer el derecho de Israel a existir.



Al mismo tiempo, los israelíes deben reconocer que así como no se puede negar el derecho de Israel a existir, tampoco se puede negar el de Palestina. Estados Unidos no acepta la legitimidad de más asentamientos israelíes. Dicha construcción viola acuerdos previos y menoscaba los esfuerzos por lograr la paz. Es hora de que cesen dichos asentamientos.



Israel también debe cumplir con sus obligaciones de asegurarse de que los palestinos puedan vivir y trabajar y desarrollar su sociedad. Y así como es de devastadora para familias palestinas, la crisis humanitaria en Gaza que continúa no contribuye a la seguridad de Israel, ni tampoco lo hace la falta de oportunidades en la Ribera Occidental. El progreso en la vida cotidiana del pueblo palestino debe ser parte del camino hacia la paz, e Israel debe tomar pasos concretos para permitir ese progreso.



Finalmente, los estados árabes deben reconocer que la Iniciativa Árabe de Paz fue un punto de partida importante, pero no el fin de sus responsabilidades. El conflicto árabe-israelí ya no debe ser usado para distraer a los pobladores de los países árabes y disimular la existencia de otros problemas. Más bien, debe dar lugar a medidas para ayudar al pueblo palestino a desarrollar las instituciones que sustenten su estado; a reconocer la legitimidad de Israel, y a optar por el progreso por encima de la contraproducente atención al pasado.

Estados Unidos alinearemos nuestra política con quienes buscan la paz, y diremos en público las cosas que les decimos en privado a los israelíes y palestinos y árabes. No podemos imponer la paz. Pero en privado, muchos musulmanes reconocen que Israel no desaparecerá. Asimismo, muchos israelíes reconocen la necesidad de un estado palestino. Es hora de actuar basado en lo que todos sabemos es cierto.



Se han derramado demasiadas lágrimas. Se ha derramado demasiada sangre. Todos nosotros tenemos la responsabilidad de trabajar para que llegue el día en que las madres de israelíes y palestinos puedan ver a sus hijos crecer sin temor; cuando la Tierra Santa de tres grandes religiones sea el lugar de paz que Dios se propuso que fuera; cuando judíos y cristianos y musulmanes puedan tener en Jerusalén un hogar seguro y perdurable, y un lugar donde todos los hijos de Abraham fraternicen pacíficamente como en la historia del Isrá, cuando se unieron para orar Moisés, Jesús y Mohammad (que la paz esté con ellos).



La tercera fuente de tensión es nuestro interés compartido en los derechos y responsabilidades de los países con relación a las armas nucleares.

Este asunto ha sido una fuente de tensión en particular entre Estados Unidos y la República Islámica de Irán. Durante muchos años, Irán se ha definido en parte por su oposición a mi país, y de hecho, la historia entre nosotros ha sido tumultuosa. En medio de la Guerra Fría, Estados Unidos desempeñó un papel en el derrocamiento de un gobierno iraní elegido democráticamente. Desde la Revolución Islámica, Irán ha desempeñado un papel en secuestros y actos de violencia contra militares y civiles estadounidenses. Esta historia es muy conocida. En vez de permanecer atrapados en el pasado, les he dejado en claro a los líderes y al pueblo de Irán que mi país está dispuesto a dejar eso atrás. La cuestión ahora no es a qué se opone Irán, sino más bien, qué futuro quiere forjar.



Será difícil superar décadas de desconfianza, pero avanzaremos con valentía, rectitud, y convicción. Habrá muchos temas que discutir entre nuestros dos países, y estamos dispuestos a seguir adelante sin precondiciones basados en un respeto mutuo. Pero no hay duda para quienes se ven afectados, que en cuanto a las armas nucleares, hemos llegado a un punto decisivo. Esto no es simplemente cuestión de los intereses de Estados Unidos. Esto es cuestión de evitar una carrera de armas nucleares en el Oriente Medio que podría llevar a esta región por un camino sumamente peligroso.



Comprendo a quienes protestan que algunos países tengan armas que otros no tienen. Ningún país por su cuenta debe escoger cuáles países deben tener armas nucleares. Es por eso que he reafirmado firmemente el compromiso de Estados Unidos de procurar un mundo en el que ningún país tenga armas nucleares. Y todo país –incluido Irán– debe tener el derecho de utilizar energía nuclear pacífica si cumple con sus responsabilidades conforme al Tratado de No Proliferación Nuclear. Ese compromiso es esencial en el tratado, y todos los que lo ratifican deben cumplirlo sin falta. Y tengo la esperanza de que todos los países en la región puedan compartir en este objetivo.





El cuarto asunto que deseo tratar es la democracia.

Sé que ha habido una polémica sobre la promoción de la democracia en años recientes y que gran parte de dicha controversia tiene que ver con la guerra en Irak. Entonces, permítanme ser claro: ninguna nación puede ni debe imponer un sistema de gobierno a una nación.



Eso no disminuye mi compromiso, sin embargo, con los gobiernos que reflejan la voluntad del pueblo. En cada nación, este principio cobra vida a su manera, en base a las tradiciones de su propia gente. Estados Unidos no pretende saber lo que es mejor para todos, así como no pretenderíamos determinar el resultado de elecciones pacíficas. Pero sí tengo una convicción inquebrantable en que todas las personas anhelan ciertas cosas: la posibilidad de expresarse libremente y tener voz y voto en la forma de gobierno; la confianza en el estado de derecho e imparcialidad de la justicia; un gobierno transparente que no le robe a su gente; la libertad de vivir según escoja cada uno. Éstas no son solo ideas estadounidenses, son derechos humanos, y es por eso que nosotros los apoyaremos en todas partes.



No existe un camino directo para alcanzar esta promesa. Pero no hay duda de esto: los gobiernos que protegen estos derechos, a fin de cuentas, son más estables, exitosos y seguros. La supresión de ideas nunca logra hacer que desaparezcan. Estados Unidos valora el derecho de todas las voces pacíficas y respetuosas de la ley de ser escuchadas en todo el mundo, incluso si discrepamos con ellas. Y acogeremos a todos los gobiernos electos y pacíficos, siempre que gobiernen respetando a toda su gente.



Este último punto es importante porque hay quienes abogan por la democracia solo cuando no están en el poder, y ya en el poder, no tienen misericordia al buscar la supresión de los derechos de otros. No obstante donde ocurra, el gobierno del pueblo y por el pueblo establece un solo estándar para quienes están en el poder: deben mantener su poder a través del consentimiento, no la coerción; deben respetar los derechos de las minorías y participar basado en la tolerancia y el consenso; deben poner los intereses de su pueblo y los procesos políticos legítimos por encima de su partido. Sin estos ingredientes, elecciones por su cuenta no resultan en verdadera democracia.



El quinto asunto que debemos encarar juntos es la libertad religiosa.

El Islam tiene una orgullosa tradición de tolerancia. Lo vemos en la historia de Andalucía y Córdoba durante la Inquisición. Lo vi con mis propios ojos de niño en Indonesia, donde los cristianos devotos practicaban su religión libremente en un país predominantemente musulmán. Ése es el espíritu que necesitamos hoy. Las personas de todos los países deberían ser libres de escoger su religión y llevar una vida como lo dicte su mente, corazón y alma. Esta tolerancia es esencial para que la religión prospere, pero está siendo atropellada de muchas maneras diferentes.



Entre algunos musulmanes, hay una tendencia preocupante de medir las creencias propias en base al rechazo de las de los demás. La riqueza de la diversidad religiosa debe defenderse, ya sea por los maronitas del Líbano, o los coptos en Egipto. Y también se deben cerrar las divisiones entre musulmanes, ya que la separación entre suníes y chiítas ha resultado en trágica violencia, particularmente en Irak.



La libertad de religión es fundamental para que los pueblos puedan convivir. Siempre debemos examinar las formas en que la protegemos. Por ejemplo, en Estados Unidos, las normas sobre los donativos benéficos han hecho que sea más difícil que los musulmanes cumplan con su obligación religiosa de zakat. Es por eso que me he comprometido a trabajar con los musulmanes estadounidenses para asegurar de que puedan cumplir con el zakat.



Asimismo, es importante que países del Occidente eviten impedir que los ciudadanos musulmanes puedan practicar su religión como les parezca, por ejemplo, dictando qué ropa deben usar las mujeres musulmanas. No podemos esconder la hostilidad hacia cualquier religión con el pretexto del liberalismo.

De hecho, la fe nos debe unir. Por eso estamos forjando proyectos de servicio en Estados Unidos que reúnan a cristianos, musulmanes y judíos. Por eso acogemos los esfuerzos como el Diálogo Interreligioso del rey Abdullah de Arabia Saudita y el liderazgo de Turquía en la Alianza de Civilizaciones. Alrededor del mundo, podemos convertir el diálogo en servicio interreligioso, para que los puentes entre los pueblos lleven a actos, ya sea al combatir la malaria en África o proporcionar socorro tras una catástrofe natural.



El sexto asunto que deseo abordar son los derechos de la mujer.

Sé que existe debate sobre este tema. Rechazo el punto de vista de algunas personas en Occidente de que la mujer que opta por cubrir su cabello es, de cierta manera, menos igual, pero sí creo que a una mujer a la que se le niega educación se le niega la igualdad. Y no es coincidencia que los países donde las mujeres cuentan con una buena educación tienen bastante más probabilidades de ser prósperos.



Y permítanme ser claro: los problemas relativos a la igualdad de la mujer no solamente ocurren en el Islam. En Turquía, Pakistán, Bangladesh e Indonesia, hemos visto a países de mayoría musulmana elegir a una mujer como líder. A la vez, la lucha por la igualdad de las mujeres continúa en muchos aspectos de la vida estadounidense, y en países alrededor del mundo.



Nuestras hijas pueden contribuir tanto a la sociedad como nuestros hijos, y nuestra prosperidad común se puede promover si permitimos a toda la humanidad – hombres y mujeres – a lograr su potencial entero. Yo no creo que las mujeres tengan que tomar las mismas decisiones que los hombres para lograr la igualdad, y respeto a las mujeres que escogen vivir sus vidas de manera tradicional. Pero debe ser por decisión propia. Por eso Estados Unidos se asociará con cualquier país de mayoría musulmana para apoyar mayor alfabetización de las niñas, y para ayudar a las jóvenes a buscar empleo por medio del microfinanciamiento, que ayuda a la gente a hacer sus sueños realidad.



Finalmente, deseo hablar sobre el desarrollo económico y las oportunidades.

Sé que para muchos, la faz de la globalización es contradictoria. El Internet y la televisión pueden traer conocimientos e información, pero también sexualidad ofensiva y violencia irracional. El comercio puede traer nueva riqueza y oportunidades, pero también enormes alteraciones y cambios para las comunidades. En todos los países –incluido el mío- este cambio puede producir temor. El temor de que la modernidad significará perder el control de nuestras opciones económicas, nuestra política y, lo más importante, nuestra identidad, lo que más apreciamos de nuestras comunidades, nuestras familias, nuestras tradiciones y nuestra fe.



Pero también sé que el progreso humano no se puede negar. No hay necesidad de que el desarrollo y la tradición se contradigan. Países como Japón y Corea del Sur lograron el crecimiento de su economía y a la vez mantuvieron culturas singulares. Ése también es el caso del asombroso progreso dentro de países de mayoría musulmana desde Kuala Lumpur hasta Dubai. En la antigüedad y en nuestros tiempos, comunidades musulmanas han estado a la vanguardia de la innovación y la educación.



Esto es importante porque ninguna estrategia de desarrollo se puede basar solamente en lo que sale de la tierra, ni se puede sostener mientras los jóvenes están desempleados. Muchos países del golfo han gozado de enorme riqueza como consecuencia del petróleo, y algunos están comenzando a concentrarse en un desarrollo más extenso. Pero todos nosotros debemos reconocer que la educación e innovación serán la moneda del siglo XXI, y en demasiadas comunidades musulmanas se mantiene una inversión inadecuada en estas áreas. Estoy poniendo énfasis en semejantes inversiones dentro de mi país. Y aunque Estados Unidos en el pasado se ha concentrado en el petróleo y gas en esta región del mundo, ahora buscamos una relación más amplia.



Con respecto a la educación, ampliaremos los programas de intercambio y aumentaremos las becas, como la que llevó a mi padre a Estados Unidos, y a la vez alentaremos a más estadounidenses a estudiar en comunidades musulmanas. Y encontraremos becas en Estados Unidos apropiadas para estudiantes musulmanes prometedores; invertiremos en la enseñanza por Internet para maestros y niños de todo el mundo, y crearemos una nueva red de Internet, de manera que un adolescente en Kansas se pueda comunicar instantáneamente con un adolescente en El Cairo.



Con respecto al desarrollo económico, crearemos un nuevo cuerpo de empresarios voluntarios para contactarlos con colegas en países de mayoría musulmana. Y presidiré una Cumbre sobre Iniciativa Empresarial este año para identificar formas de afianzar vínculos entre líderes empresariales, fundaciones y empresarios sociales en Estados Unidos y las comunidades musulmanas alrededor del mundo.



En cuanto a ciencia y tecnología, crearemos un nuevo fondo para apoyar el desarrollo tecnológico en los países de mayoría musulmana, y para ayudar a transferir ideas al mercado de manera que puedan generar empleos. Abriremos centros de excelencia científica en África, el Oriente Medio y el sudeste asiático, y nombraremos a nuevos delegados de ciencias para que colaboren en programas que desarrollen nuevas fuentes de energía, generen empleos verdes, digitalicen archivos, purifiquen el agua y produzcan nuevos cultivos.



Y hoy estoy anunciando una nueva campaña global con la Organización de la Conferencia Islámica para erradicar la poliomielitis y expandiremos sociedades con comunidades musulmanas a fin de promover la salud infantil y materna.



Todas estas cosas se deben hacer conjuntamente. Los estadounidenses están listos para unirse a ciudadanos y gobiernos; organizaciones comunitarias, líderes religiosos y empresas en comunidades musulmanas alrededor del mundo para ayudar a nuestra gente lograr una vida mejor.

No será fácil abordar los asuntos que he mencionado. Pero tenemos la responsabilidad de unirnos para beneficio del mundo que queremos hacer realidad: un mundo donde los extremistas ya no amenacen a nuestros pueblos y los soldados estadounidenses puedan regresar a casa; un mundo donde tanto israelíes como palestinos tengan seguridad en un estado propio, y la energía nuclear se use para fines pacíficos; un mundo donde los gobiernos estén al servicio de sus ciudadanos y se respeten los derechos de todos los hijos de Dios. Esos son intereses mutuos. Ése es el mundo que queremos. Pero sólo lo podemos lograr juntos.



Sé que hay muchos, musulmanes y no-musulmanes, que cuestionan si podemos lograr este nuevo comienzo. Hay quienes están ansiosos por avivar las llamas de la división e impedir el progreso. Hay quienes sugieren que no vale la pena; alegan que estamos destinados a discrepar y las civilizaciones están condenadas a tener conflictos. El escepticismo embarga a muchos más. Hay tanto temor, tanta desconfianza. Pero si optamos por ser prisioneros del pasado, entonces nunca avanzaremos.



Todos nosotros compartimos este mundo sólo por un breve periodo. El asunto es si vamos a pasar este tiempo centrados en lo que nos separa o si nos comprometeremos a realizar un esfuerzo –un esfuerzo sostenido– con el fin de encontrar terreno común, de concentrarnos en el futuro que queremos para nuestros hijos y de respetar la dignidad de todos los seres humanos.



Es más fácil comenzar guerras que llevarlas a su fin. Es más fácil culpar a otros que mirar hacia adentro, ver las diferencias en los demás que las semejanzas. Pero debemos escoger el camino correcto, no el camino fácil. También hay una regla central en toda religión: Tratar a los demás como uno quisiera ser tratado. Esta verdad trasciende naciones y pueblos, y no es una convicción nueva; no es negra ni blanca ni morena; no es cristiana ni musulmana ni judía. Es una creencia que latía en los orígenes de la civilización y que aún late en el corazón de miles de millones. Es la fe en los demás, y es lo que me trajo hoy aquí.



Tenemos el poder de crear el mundo que queremos, pero sólo si tenemos la valentía de crear un nuevo comienzo, teniendo en mente lo que está escrito.



El Sagrado Corán nos dice, "O humanidad! Los hemos creado hombres y mujeres, y los hemos agrupado en naciones y tribus con tal de que se conozcan el uno al otro".



El Talmud nos dice: "Todo el Torah tiene como propósito promover la paz".

La Santa Biblia nos dice, "Benditos los que promueven la paz; ellos se llamarán hijos de Dios".



Los pueblos del mundo pueden vivir juntos y en paz. Sabemos que ésa es la visión de Dios. Ahora, ésa debe ser nuestra labor aquí en la Tierra. Gracias. Y que la paz de Dios esté con ustedes.

miércoles, 3 de junio de 2009

Lista de las cosas que invalidan la oración

1.- Lo que invalida la purificación, como emitir una flatulencia, u orinar.

2.- Descubrir el ‘aura a propósito, pero si se descubre sin hacerlo propósito y lo que se descubrió fuera algo pequeño o grande; pero se cubre al momento no invalida la oración.

3.- Desviarse demasiado de la dirección de la Qiblah.

4.- Descubrir impureza sobre el cuerpo, la vestimenta o el lugar donde se reza, si sabe de ella o lo recuerda durante la oración tiene que quitarla en el momento y su oración sería válida, también si no sabe de ella sino después de terminar la oración, entonces su oración será válida.

5.- El movimiento en exceso durante la oración sin tener necesidad para ello.

6.- Dejar uno de los pilares de la oración, como el ruk’u o la postración.

7.- Hacer un pilar de acción más, a propósito, como el ruk’u.

8.- Adelantar un pilar sobre otro deliberadamente.

9.- Realizar la salutación a propósito antes de haber completado al oración.

10.- Cambiar deliberadamente el significado de la recitación.

11.- Dejar una obligación de la oración a sabiendas, como el primer tashahud. En cuanto al que la olvidó, realiza la postración de olvido.

12.- Interrumpir su intención. (Como hacer la intención de salir de la oración).

13.- Reír con una carcajada, respecto a sonreír solamente, esto no invalida la oración.

14.- Hablar deliberadamente a sabiendas y recordándolo, respecto a quien olvida o ignora este asunto; su oración no se invalida.

15.- Comer y beber.

Ver: “Dalil At-Talib linail Al Mutalib” del Shaij Mar'i Yusuf ibn al-Hanbali (p. 34). Y Durus Al-Muhimmah por Shaij Ibn Baaz.
(p. 34). Y Durus Al-Muhimmah por Shaij Ibn Baaz.

Tener una goma de mascar en la oración

¿Es permitido dejar una goma de mascar durante la oración en la boca sin masticarla?

Es necesario que una persona se concentre en su oración, teniendo reverencia en ella, así como tener presente que está conversando con Su Señor. Es transmtido en al-Bujari (405) y Muslim (551) que Anas bin Malik narró que el Profeta (que la paz y la misericordia de Allah sean con él) vio una flema en la quibla (se entiende, en la pared de la qibla) y le disgustó hasta el punto de que se le veía en el rostro; entonces se levantó y la quitó frotándola con la mano y dijo:


“ Cuando uno de vosotros entra en la oración realmente está hablando en confidencia con su Señor y su Señor está entre él y la quibla, así pues que ninguno de vosotros escupa en dirección a su quibla, sino a su izquierda o debajo de su pie”. Y luego tomó el extremo de su capa y esputó en él doblándolo después y dijo: “O que haga así.”

Dejar la goma de mascar en la boca, es como mínimo un mal modal que va en contra de presentarse frente a Allah el Altísimo, así como puede ser un impedimento para realizar la recitación de la mejor manera, además el orante se ocupa en ello, y en dado caso que se masticara o se disolviera la goma de mascar, la oración se invalidaría.

Dice An-Nawai (que Allah tenga misericordia de él) en “Al-Maymu’” (4/23) :

“Al-Bawawi y otros dijeron: el masticar una sola vez invalida la oración, aún asi no llegue nada al estómago, aún asi masticara una goma de mascar su oración se invalidaría, en dado caso que no lo masticara y lo colocara en su boca; si es una goma de mascar nueva y se disuelve esntonces sería como la ázucar y la oración se invalidaría de acuerdo a la opinión más correcta, pero si se usa y no se disuelva; entonces no se invalida, como si colocara una piedra pequeña o una pera no se invalida su oración definitivamente.”

Y Allah sabe mejor.